La complicada situación de Parot tras baja votación: tendrá que costear $646 millones por crédito de consumo


Una de las características de las reformas electorales conocidas en los últimos años, son los límites de gasto electoral para candidatos, la publicación de la recolección de aportes privados y, además, la implementación de un reembolso fiscal en relación a la cantidad de votos obtenidos por las candidaturas.

En este sentido, una situación muy particular se vivió en las últimas elecciones, puesto que muchas candidaturas recibieron importantes aportes privados (incluyendo créditos de consumo) y en algunos casos, obtuvieron una votación mucho más baja de la estimada, como es el caso de Catalina Parot.

No lo vieron venir: Caso Gobernación RM

Sin duda alguna, una de las sorpresas de las elecciones del 15 y 16 de mayo, fueron las Gobernaciones, y más aún en la Región Metropolitana, donde el domingo 13 de junio tendremos una segunda vuelta entre Claudio Orrego y Karina Oliva, dos candidaturas de la centro e izquierda.

Las dos candidaturas de Chile Vamos, la de Catalina Parot y la de Rojo Edwards, no sólo no lograron pasar a segunda vuelta, si no que consiguieron una muy baja votación. En el caso de Catalina Parot, sólo obtuvo 383.609 votos (14,92%), lo que no sólo es una mala noticia electoral, sino que también económica.

Parot se convirtió en una de las candidaturas con mayor aporte privado (más de $760 millones), llegando a casi igualar el aporte recibido por todos sus contendores juntos ($780 millones). Pero además de esto, parte de este aporte consistió en un crédito de consumo de $715 millones solicitado por la candidata.

Según lo dispuesto en la Ley, para el reembolso fiscal que le permitiría costear el crédito solicitado, sólo recibirá $113 millones (0,010 UF por voto), muy por debajo de los $715 millones que deberá pagar. Ahora, todo esto es considerando que efectivamente hubo un gasto electoral correspondiente a la totalidad de los aportes recibidos (muy probable).

Así, la diferencia que aquejaría a la ex ministra de Bienes Nacionales llegaría a -$646.979.663. Por lo que quedaría en una situación bastante complicada a nivel económico, aunque probablemente podrá encontrar una manera de costear esto desde su propio bolsillo.

Ahora, quienes sacan cuentas alegres son Nathalie Joignant, que tendría un reembolso del fisco por $115 millones tras haber tenido un aporte de campaña de solo $11 millones. Con esto, alcanzaría una diferencia a favor de $103 millones. Lo mismo para Karina Oliva, que quedaría con un reembolso de $56 millones.

La complicada situación de Parot tras baja votación: tendrá que costear $646 millones por crédito de consumo

0 Comentarios