Paul McCartney se transforma en pirata

“Glow”: Las mujeres también pelean