Los espectadores apuestan todo por Peaky Blinders


Peaky Blinders es una serie inglesa de televisión de drama histórico que vio la luz por primera vez en septiembre de 2013. A pesar de llevar tantos años en emisión, ha sido durante este último año cuando ha empezado a ganar popularidad llegando incluso a convertirse en una de las series preferidas por los espectadores de todo el mundo. De este modo, los cuidados guiones que esconden parte de verdad y realidad, la impecable ambientación, un reparto excepcional y una increíble banda sonora hacen que Peaky Blinders haya obtenido el reconocimiento merecido teniendo una opinión unánime por parte de la crítica más exigente y siendo, además, galardonada con premios como Mejor director y Mejor fotografía por parte de la Academia Británica de las Artes Cinematográficas y de la Televisión. Pero, ¿qué tiene esta serie que engancha a todo aquel que la ve? Pues bien, parte de este éxito mundial se debe a que está basada en la historia real de la banda inglesa Peaky Blinders que desarrolló su ejercicio en la ciudad de Birmingham durante los últimos años del siglo XIX.

La serie de televisión

La trama principal de la serie está basada en una banda de mafiosos en la Inglaterra de los primeros años del siglo XX, más concretamente en la ciudad de Birmingham. Cillian Murphy, como protagonista, da vida a Thomas Shelby, el líder de la banda y el que mueve los hilos para tener todo bajo control. Junto con el resto del reparto, los actores forman parte de la familia de gánsteres irlandeses de apellido Shelby, donde cada uno tiene su papel a la hora de recaudar una gran fortuna de una forma poco ortodoxa, exprimiendo al máximo sus negocios. Y es que, una de las fuentes económicas de esta banda inglesa es generada por su afición a las apuestas. Una habilidad que dista mucho de las que hoy en día conocemos como lo son las apuestas deportivas, ya sean las de fútbol con pronósticos y torneos, o las de cartas como pueden ser las de póker de 888 o incluso las de los juegos de azar. En esta familia de jugadores las apuestas son una habilidad primordial, los Peaky Blinders son auténticos corredores de apuestas, pero, en su caso, no de un deporte común o juegos, sino de caballos.

Durante el período de guerra es la tía de la familia, Polly Gray, la que cuida de la banda mientras los hombres de la familia participan activamente en ella. La serie cobra vida una vez que estos vuelven de las trincheras y deciden seguir con los ideales que los caracteriza, entre otras muchas cosas, por su peculiar vestimenta y llevar boinas con cuchillas cosidas a las viseras. A lo largo de todas las temporadas podemos observar que los hombres de la familia no son los mismos que en su día dejaron Birmingham para poder combatir. Parte de la trama nos muestra las consecuencias que dejó la Primera Guerra Mundial en los diferentes miembros de la familia y cómo a cada uno, individualmente, les ha afectado. Entre tía y sobrino empiezan a surgir ciertos problemas de ego que derivan en conflictos por el liderazgo de la familia. Aquí es Tommy el que siempre se mantiene a flote y deja bien clara su posición de patriarca de la familia, siendo Polly la que tiene que dar un paso atrás. A un ambicioso Thomas Shelby no le importa el precio que tenga que pagar para llegar a lo más alto y colocar a los Shelby en una posición acomodada. Aquí entra en juego la figura del Primer Ministro británico de la época quien no tendrá más remedio que pedir favores a la familia para solucionar ciertos problemas de gobierno que se generaron tras la Gran Guerra. Es aquí cuando Tommy decide poner punto y final a sus negocios e intenta legalizar, en contra de gran parte de la familia, todo aquello clandestino. No obstante, simplemente será un punto y aparte.

Otro atractivo que se añade a la trama de la serie son los planos lentos acompañados de rock, una característica muy significativa de todos los capítulos de la serie que decide apostar por un rock alternativo de la mano de bandas como The White Stripes, Radiohead o el increíble Johnny Cash. Aunque la música más popular viene por parte de una banda de rock indie local de Sheffield: Arctic Monkeys. La importancia de la música de esta banda se debe a que el léxico tan característico de la ciudad de Birmingham y que utilizan los actores en la versión original de la serie, se ve reflejado en las letras de las canciones del grupo.

Todo esto y mucho más ha hecho que unos exigentes espectadores no se conformen con el final de la serie en la temporada cinco y por ello ya se ha confirmado que habrá una sexta temporada próximamente. Por el momento, sabemos que las aventuras de la familia Shelby continúan y estamos deseando ver qué les depara el futuro a estos gánsteres ingleses.

Los verdaderos Peaky Blinders

La serie de la BBC ha puesto de moda a los pandilleros más famosos de Birmingham. A pesar de que la ficción está basada en unos años posteriores, la banda original existió durante los últimos años del siglo XIX. Lo que más llamaba la atención de sus integrantes era, sin duda, el estilo que tenían a la hora de vestir y la elegancia con la que caminaban. Abrigos a medida, chalecos con botones entallados, pantalones de campana, pañuelos de seda, botas de cuero y su signo más característico: boinas inglesas con cuchillas cosidas a las viseras; práctica que da nombre a la banda. Por otro lado, las mujeres de la familia también tenían su estilo definido con un peinado muy característico de flequillo largo y pelo recogido. Esta familia hacía su enorme fortuna de la misma manera que estamos acostumbrados a ver en la serie, con actos que nunca llegan a rozar la legalidad. El líder de la banda que conocemos como Thomas Shelby se llamaba en realidad Billy Kimber y fue más temido, incluso, que el propio Tommy. Ya en su momento, y siendo portada de los periódicos más importantes del país, los Peaky Blinders generaron gran polémica ya que muchos los veían como delincuentes, pero otros tantos alababan sus hazañas como si fuesen verdaderos héroes del pueblo. Sus acciones tan bien organizadas y estratégicas hicieron que muchas otras bandas de la zona y posteriores a ellos copiasen su modus operandi, convirtiendo el nombre Peaky Blinders en algo más genérico.

En definitiva, más de un siglo después, los integrantes de la banda más perseguida por la policía británica vuelven a estar de moda. Este drama histórico hace que podamos entender y visualizar una de las épocas más importantes para la ciudad de Birmingham y que, incluso, lleguemos a simpatizar con sus protagonistas.

Los espectadores apuestan todo por Peaky Blinders

0 Comentarios